Entradas recientes

Columnas

Tienda

  • No existen categorías de producto.

Autor: Cesar Rodriguez

Historia En Breve Cartier

 “Simplemente, debe tener un Cartier

Estimado lector, estará de acuerdo conmigo en que hoy en día existen pocas compañías que representen y briden a través de sus piezas de tiempo Elegancia, Finesa, Clase, Herencia y Calidad como un Todo, de momento se le ocurren algunas?, pues bien, como podrá suponer por el título del presente, tenemos una en particular para esta ocasión y le aseguro cumple todas y cada una de las características a modo excepcional; Sin más que añadir le invito en los siguientes párrafos a conocer una Breve historia sobre Cartier, al finalizar creo podrá hacerle sentido la famosa frase “Simplemente, debe tener un Cartier”.

Su Historia

1847- París, Francia, El artesano Louis-Francois Cartier (1818-1904) decide iniciar su propio negocio especializado en la industria del lujo ofreciendo Alta Joyería y Accesorios de Moda, este negocio de inmediato comenzó a hacerse notar debido a la habilidad de Cartier para transformar la imaginación en realidad a través de la joyería, sta siendo sofisticada e original, en sus primeras décadas esto los posiciono como un proveedor digno de la Realeza (literalmente), Personalidades poderosas y Celebridades, y esto no solo en Europa sino en todo el mundo.

En fin, un libro entero no bastaría para terminar de explicar el alcance e impacto de la casa Cartier en el mundo de la joyería y aunque nuestro enfoque central es su arte relojero, creo este es un aspecto clave a mencionar pues su herencia relojera nació de su arte joyero, entonces al menos de un modo breve veamos un fragmento de su reputación joyera.

El Rey Eduardo VII de Inglaterra fue un gran  “embajador” de la marca además de un gran cliente, fue quien solicito a Cartier 27 arreglos de joyería para su coronación en 1907, y el mismo fue quien dijo la famosa frase “Cartier es la joyería de los reyes y los reyes de la joyería” (imagine recibir tal halago de la realeza, increíble no cree?); Continuando con la tradición, en 1936 Jorge VI adquiere la famosa Tiara Cartier Halo, utilizada por su esposa Elizabeth (Reina Madre) y posteriormente heredada a la actual Reina de Inglaterra Elizabeth II, esta misma Tiara fue utilizada por Kate Middleton en su boda con Guillermo de Cambridge; La familia real continua hoy en día utilizando piezas de joyería y de tiempo de la marca así que como puede apreciar, existe una gran relación entre la realeza y el arte de Cartier.

Halo Tiara Cartier

Cartier y la relojería                                              

Ahora, lo anterior es con respecto a su herencia joyera mas que hay del reconocimiento y prestigio relojero?, bueno, pues empezando por el principio, debemos aclarar este no provino de su fundador si no en gran parte de su nieto Louis Cartier (importante impulsor del uso de los relojes de bolsillo en principio y diseñador de relojes de pulsera), fue el quien realmente estableció y formo la herencia relojera por la cual es tan aclamada Cartier hoy en día, y déjeme decirle que la inclusión de Cartier a esta industria fue algo curiosa

Cartier y su primer reloj de pulsera

Para principios del siglo XX, junto con su padre Alfred Cartier, los hermanos Pierre, Jacques y Louis Cartier se involucraron en el negocio familiar, y es este último quien contaba con una amistad bastante especial, ni más ni menos que Alberto Santos-Dumont, famoso pionero de la aviación, considerado en Brazil (su país natal) el “padre del vuelo”; Santos comento a Louis en cierta ocasión que el reloj de bolsillo le representaba un verdadero reto para su profesión, pues se le dificultaba sacarlo de su saco/pantalón para revisarlo mientras volaba, dicho esto, es entonces que Louis decide atender el asunto.

En respuesta a esta necesidad, Louis presenta en 1904 a través de la casa Cartier un modelo para el piloto (pieza única), el éxito de la pieza fue tal que poco después su producción para el público dio inicio y es así como nació el modelo “Santos”. Como agregado cultural en lo que refiere a esta bella pieza, este reloj se considera además de ser el primero de pulsera jamás hecho por Cartier como el primero tipo “Piloto” de la historia (podrá apreciar que sus características difieren un “poco” con respecto a las del tipo “Piloto” actual).

Santos Cartier

Sus Piezas

El modelo Santos fue solo el principio de lo que sería una larga carrera de éxitos, le siguieron modelos que continuaron deleitando al mundo, ejemplos claros fueron el Tortue (1912), el Baignoire (1912) y su Tank (1917) (colecciones que continúan produciéndose con sus respectivas versiones).

Como pude apreciar, antes de siquiera empezar a fabricar piezas de tiempo, Cartier siempre estuvo a un paso de la industria relojera, la joyería le había brindado todo lo necesario para ser un gigante en este mundo, el diseño, el prestigio, la clase, los materiales, las conexiones, solo le faltaba el “know how” de la industria, el cual aprendió rápidamente.

Si mira las piezas de tiempo de Cartier hoy en día quedara fascinado por su artesanía, la originalidad de su trabajo lo colocan como uno de los mejores representantes de la relojería de lujo de todo el mundo, sus colecciones lo tienen todo, gran variedad de diseños, calidad suprema, elegancia, clase, sofisticación como pocas y una herencia indiscutible.

Algunas de las obras de arte creadas por casa Cartier son dignas de colección por lo cual actualmente hay exhibiciones en prestigiosos museos y salas de exposición en donde se muestran estas creaciones.

Algo que vale la pena resaltar de la trayectoria relojera de Cartier fue la eficiente (rápida y precisa) incursión que tuvo en la industria, esto se debió en gran parte a sus relaciones en el ramo, relaciones construidas por la marca a través de los años, estas, le permitieron incursionar sin mucha resistencia ni tropiezos y para muestra un ejemplo claro, este relacionado a uno de los componentes más importantes de una pieza de tiempo y que lleva décadas perfeccionar, fue el siguiente: a principios del siglo, Cartier estableció una alianza de colaboración con Edmond Jaeger (Jaeger-LeCoultre) para el suministro de los CALIBRES (movimientos) de sus piezas, posteriormente, dado el enorme éxito que las piezas de tiempo tenían en el mercado, Cartier decide colaborar nuevamente con JL pero esta vez para que le proporcionase CALIBRES exclusivos, actualmente ha replicado la estrategia con otras casas de alta relojería tales como Audemars Pidguet y Vacheron Constantin.

Conclusión

Cuando decimos que la relojería es un arte, no podemos evitar mencionar como ejemplo a Cartier,  sus piezas hablan por sí solas, emanan sofisticación, finesa, originalidad y cuentan una buena historia, una historia de la que uno puede sentirse parte.

Contemplando lo anterior, puedo decirle que con una pieza de tiempo Cartier (Colección Tortue, Drive y Ballon Blue nuestras favoritas) estará llevando con usted no solo gran calidad y diseño sino un producto digno de representar una historia suya, una historia que recordar para siempre, una que heredar.

De tener la oportunidad, dese el gusto de visitar una de las Boutiques de Cartier, y de encantarse con alguna pieza, adquirirla, no se arrepentirá.

“Ah, y con respecto al título de este artículo, el crédito no es nuestro, un antiguo presidente de Cartier internacional llamado Robert Hocq fue quien lo dijo y la verdad, concordamos totalmente”

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

© Copyright - CALIBRES | Diseño por SysOp