Entradas recientes

Columnas

Tienda

  • No existen categorías de producto.

Autor: Cesar Rodriguez

Relojes 101 – Por que los relojes de alto lujo son tan costosos?

La cuestión descrita en el presente artículo es una bastante peculiar, en CALIBRES la consideramos de serio debate por la siguiente razón: simplemente uno nunca termina de ponerse de acuerdo con los demás en la respuesta, no parece haber una lo suficientemente adecuada como para justificar el “famoso” precio de una pieza de tiempo de alto lujo, mas sin embargo y como siempre, en el presente le compartiremos nuestro razonamiento y esperamos pueda ayudarle a reforzar su argumento y su sentir con respecto a este tema.

Antes de abordar nuestro razonamiento es importante establecer los parámetros del contenido, es decir, a que nos referimos con una pieza de tiempo de alto lujo en primer lugar y en segundo lugar ahora si el precio; respecto al primer punto nos referimos a las casas de alta relojería más prestigiosas del mundo entre las que resaltan por un lado las tradicionales:  Patek Philippe, Breguet, Audemars Piguet y Piaget entre otras, y por otro lado las modernas: HYT, MB&F, Gerubel Forsey, Laurent Ferrier, Richard Mille entre otras, si usted visita los sitios oficiales de estas comprenderá de inmediato nuestra categorización.

Y por segundo el costo, hablamos de piezas que van más allá de 1,000,000 MXN, esto no quiere decir que debajo de este precio las consideramos de bajo costo en lo absoluto, pues tal como lo hemos comentado en otros artículos una pieza de tiempo de más de 5,000 – 7,500 MXN ya es costosa realmente, el fin de tasar esta cantidad es porque hablamos de la categoría más alta de la relojería y es en esta donde se encuentran los precios extra orbitantes, pero sin mas ni mas, comencemos…

Lo que hace a una pieza de tiempo tan costosa

Consideramos existen 4 factores clave que justifican de “algún modo” el alto costo de una pieza de tiempo: La Herencia, El Mecanismo, el Diseño y la Rareza, mas abordemos cada rubro.

La Herencia

“Contar con un reloj de pulsera de la marca que lo empezó todo”, la única casa relojera que pueda jactarse de esta aseveración es y será Patek Philippe, pues ellos introdujeron la primera pieza de tiempo suiza de pulsera de la historia en 1868.

Lo anterior pretende abordar el tema de la herencia en las piezas de tiempo, me atrevería a decir que toda la comunidad entusiastas de la relojería busca algo más que la simple hora cuando considera sus opciones de adquirir una pieza de tiempo, buscamos algo más íntimo, una historia por ejemplo, una historia que empate con la nuestra, que refleje sacrificios, esfuerzos, riesgos y lo más importante de todo, victorias, muchas de las casas relojeras tradicionales más prestigiosas tienen mucho de esto pues cuentan con una historia que se remonta a más de 150 años en la mayoría de los casos y que en el transcurso de estas han innovado, han caído, resistido, prevalecido, se han transformado y al final han no solo sobrevivido si no crecido, y la evidencia palpable de toda esta historia son nada más ni nada menos que sus piezas de tiempo, indiscutibles testigos de las épocas de guerras y de grandes crisis económicas.

Y con respecto a las casas relojeras modernas su herencia es la innovación, pues a pesar de no contar con tantos años de historia si cuentan con los títulos de innovación más importantes de la industria, esto gracias a sus poco convencionales piezas, nuevos mecanismos, componentes y diseños que desafían constantemente el paradigma de lo que un reloj de pulsera debe ser, y es aquí en donde hacen que su herencia tenga mucho valor.

Entonces, el contar con la posibilidad de portar un trozo de historia único en su muñeca suena un poco más atractivo no cree?, pero sigamos sumando.

El Mecanismo

“El corazón de toda pieza de tiempo mecánica”, la parte menos visible y más hermosa de un reloj de pulsera, este factor es un “must have” en toda pieza de alta relojería y es que para esta categoría gran parte de mecanismo (si es que no todo) cuenta con un acabado manual, es tallado, pulido, retocado y ajustado a mano, en adición los materiales utilizados en su construcción son de la más alta calidad, y por último y más importante, la operación, estas casas garantizan una operación optima y precisa no solo por unos cuantos años, si no por décadas y décadas.

Es este factor el encargado de las funciones de las pieza, algo sumamente importante pues ya sea que hablemos de una complicación Moon Phase, Split-Seconds, Minute Retrograd, Minute Repeater, Jumping Hour, Torubillion o de una combinación de estas, todas tienen su complejidad de fabricación (algunas más que otras claro está), y todas cuentan con un intenso trabajo y esfuerzo detrás que sumado a la exclusividad de algunos arreglos da como resultado un incremento importante en el costo final de la pieza, hablamos de un mecanismo único, innovador e impresionante en muchos casos.

El Diseño

“De la vista nace el amor”, esto es innegable, por más que nos guste o entusiasme la precisión del mecanismo, sus funciones, o la herencia de una pieza, si no deleita nuestra vista, si no nos hipnotiza e invita a la minuciosa observación, ciertamente uno puede perder el interés y gusto por la pieza.

El diseño es la vista de la pieza, es este el responsable de los famosos “wow”, “increíble” y alguno que otro suspiro, así es, esta emoción que se genera en nosotros al ver un reloj de diseño supremo y único es la que en muchos casos nos puede hacer olvidar el precio.

Ahora, el diseño no solo corresponde al exterior de la pieza sino también a su interior, el arreglo y la configuración de cada componente y el acabado de cada uno de estos es parte del diseño también, el funcionamiento de cada componente como un todo es resultado de un inteligente y preciso diseño el cual en algunos casos es tan especial que muchas casas relojeras competidoras por simple respeto deciden nunca intentar, replicar o imitar.

“Como olvidarnos del disruptivo Royal Oak, el imbatible Ref. 5270G o el Ref.1518.”

Y por último, pero no menos importante…

La Rareza

Si hay algo que caracteriza a las casas de alta relojería en lo que respecta a producción es lo limitada que es, mas es un acto intencional déjeme decirle ya que al saber que la mayoría de sus piezas son de colección (consecuencia de todo lo antes descrito), para incrementar su valor a futuro estas casas suelen hacer producciones muy limitadas de sus revisiones, en muchos casos por debajo de las 75-100 unidades, lo cual claramente produce en los hombres y mujeres entusiastas un deseo mayor, es decir, el contar con algo sumamente exclusivo, algo que casi nadie tiene en todo el mundo simplemente alimenta el ego y la vanidad de un modo impresionante.

El Resultado

Consideramos la suma de estos cuatro factores brevemente detallados hace que los entusiastas a la relojería simplemente pasen a segundo o tercer término el costo, sabemos esto puede parecer un poco pretencioso pero es una realidad, de no ser así no existirían estas casas relojeras, le comparto esta miro reflexión de nuestro artículo “el reloj de pulsera más caro jamás vendido” (el cual le invito cordialmente a leer si no lo ha hecho):

“El estudio de la relojería y el coleccionarlos es sin duda un arte, y como todo arte su valor es subjetivo, va más allá de los limites lógicos del valor de un artículo per se, representa para las personas un momento de su historia, un recuerdo, una meta, un logro personal, un complejo psicológico por resolver tal vez, un capricho o un ideal si  lo queremos llamar así, entonces, cuanto precio le pondría a esto?, claramente no hay una cifra clara, y las personas no lo conocen hasta que se les presenta la oportunidad, me gusta pensar esto es lo que pasa en este tipo de eventos, las personas compiten por satisfacer una pasión interna y eso los lleva a realizar este tipo de adquisiciones.”

En conclusión, creemos estos factores dan una justificación “adecuada” al por que algunas piezas de tiempo son tan caras.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

© Copyright - CALIBRES | Diseño por SysOp